Low es bajo; tu nombre es lejos

Escrito por el 2 noviembre, 2012 en Alta Suciedad, IN - No comentado

En los recodos de una gran autopista, donde las palabras son barro. Sacando el dedo, queriendo pasar página. La mochila sólo lleva ropa sucia y zapatos rotos. No estamos orgullosos de ir perdiendo. Low es grave, y tu nombre es lejos, a pesar de estar a un par de kilómetros.

La mañana cubierta de niebla también encubre el silencio y la huída. Dormida sabía que mirabas; con la nuca; quizás a través de la pared; el vello de los brazos se eriza si pienso: vientre, senos, cuello. El frío de la autopista. Ráfagas de aire desde Tralee. El océano, la gran escapada.

Tres días en los que un lobo tuvo hogar; dulces ruídos; cálida piel; olor a hierba fresca; ¿20? ¿21?  Dio igual. Recordar el brillo cobrizo se llama arder; pelo llameante hasta la cintura. Recordar McLeod en el buzón se llama arder.  Y el olor; su olor, recordarlo se llama arder. Seguro que soñé con amor mientras lejos soñó con destinos; seguro que estuve girando en torno al corazón mientras lejos alrededor de la libertad.

El chico de acento imposible no silba, esa mañana callado, se va; callado y no silba.

Nunca fueron necesarias tan pocas palabras. Nunca fue tan sencillo sentir. Hoy la música no sirve. Sólo agranda la melancólica sonrisa que es su cuerpo curvado sobre la cama. En los recodos de una gran autopista, donde las palabras son barro. No estamos orgullosos de ir perdiendo.

* To the ghost who write history books, The Low Anthem

Comparte cultura

Acerca del Autor

Yo soy aquellos dos de cuya lucha consisto. Luego pedimos una botella de vino y con el viento de cara y salpicaduras de vida en las sienes, estaban las piernas largas tendidas y todo el mundo girando en sus ojos... Y al final fuimos tres... 3 en 1, como el aceite o la Trinidad... qué cosas. Intento disfrutar a pesar de todo. Más artículos y opiniones en Un cielo dividido o en @tasionite

Comenta este artículo