Nuevas canciones de Woody Guthrie, padre del folk-rock

Escrito por el 5 abril, 2012 en Lo que suena - No comentado

“Esta tierra está hecha de tí y de mí”… La primera vez, y otras tantas veces, lo recuperó Robert Allen Zimmerman, ups perdón, Bob Dylan: Woodie Guthrie era un cantautor maduro atado al suelo del pueblo norteamericano que al joven cantautor de origen judío que quería destacar (Bob), le volvía loco, sobre todo por sus letras y voz desnudas. Ahora nos lo devuelven una vez más, pero con cierto grado de interés renovado. Para honrar al memorable autor de “This land is your land” aparece ahora el proyecto ‘New multitudes’, a partir de una invitación de la hija del cantautor, Nora Guthrie, que le propuso a los excepcionales Jay Farrar, Will Jonhson, Anders Parker y Yim Yames, buscar entre algunas de sus canciones inéditas y sacar un nuevo trabajo de Woody, el último (de momento).

La tarea no ha sido fácil: Guthrie dejó más de 2500 canciones escritas

En estos tiempos que corren, en los que el mundo occidental está inmerso en una profunda crisis económica, social y cuasi moral, las canciones de Guthrie adquieren una extraña actualidad: el trovador de historias de inmigrantes, pobres, negros, mujeres de vida difícil y hombres de vida rebelde, parece hoy más cercano que nunca. A causa de una enfermedad degenerativa, sus últimos años los pasó en un sanatorio de Brooklyn, al que peregrinaba Bob Dylan para empaparse de la esencia del maestro. En 1912 nació, cien años hace, y murió en 1967, sin dejar de componer canciones en ese rincón de Nueva York, que también estaba hecho a base de sueños rotos y cientos de generaciones de inmigrantes llegados del viejo continente, como la propia historia del gran país del Oeste.

Bruce Springteen, otro de esos bardos que recogen el testigo, la antorcha, de los cantautores americanos comprometidos, nos dejó esta versión

Y el gran Jonhy Cash, garganta profunda, también tiene algo parecido a una versión de esa mítica canción, aunque no tan izquierdista con la tinta añadida de los acordes del himno de las barras y estrellas (no vaya a ser que sus seguidores sureños se sintiesen demasiado alterados).

Otra canción que resulta encantadora, convencido de que su guitarra era una “máquina de matar fascistas”, es la misma que le hizo muy popular durante la Segunda Guerra Mundial:  ’Todo los fascistas vais a perder’. Fijaos en ese pitido de tren tan de la Gran Depresión. Legendario Woody.

Y Bill Bragg con Wilco, entre otros, han versioneado canciones suyas del mismo corte.

Comparte cultura

Acerca del Autor

Yo soy aquellos dos de cuya lucha consisto. Luego pedimos una botella de vino y con el viento de cara y salpicaduras de vida en las sienes, estaban las piernas largas tendidas y todo el mundo girando en sus ojos... Y al final fuimos tres... 3 en 1, como el aceite o la Trinidad... qué cosas. Intento disfrutar a pesar de todo. Más artículos y opiniones en Un cielo dividido o en @tasionite

Comenta este artículo